Talleres de Guión de Comedia y Thriller

jueves 16 diciembre 2010

Este año ALMA, junto con la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, ha organizado dos talleres sobre guion con el objetivo de acercar a los asistentes los secretos que pueden tener, a la hora de escribir, dos de los géneros más populares; la comedia y el thriller. El primero, que tuvo lugar entre el 13 y el 22 de octubre, estuvo orientado hacia la comedia y el segundo, que fue impartido entre el 22 y el 30 de noviembre, trató sobre el guion de thriller. Ambos talleres han sido un éxito rotundo y los alumnos han expresado su satisfacción por la calidad de los mismos.

Hemos pedido a los coordinadores de ambos talleres –Sonia Gómez y David Muñoz-  que nos contasen qué les había parecido la experiencia. Ellos, amablemente, han accedido a hacerlo y aquí tenemos sus comentarios al respecto.

  GUIÓN DE THRILLER por David Muñoz  

El taller de guión de thriller se celebró los días 22, 24, 26, 29 y 30 de noviembre en la Academia de Cine. Y, aunque pienso que a lo mejor sería más adecuado que las escribiera alguno de los alumnos que ha participado en él y no yo, que al fin y al cabo soy parte muy interesada, intentaré explicar cómo han ido las cosas de la forma más objetiva de la que sea capaz.

Y algo muy objetivo para mí es que ha sido una experiencia muy satisfactoria. Aprendí mucho durante el par de meses que empleé en preparar el taller, tanto reflexionando sobre el género y leyendo los escasos textos con interés que se han publicado acerca de él como, sobre todo, viendo o volviendo a ver muchas películas con una libreta en la mano, tomando notas e incluso escaletando alguna para entender cómo estaban construidas y poder “despiezarlas” en clase. Afortunadamente, aunque el curso se anunció algo tarde, se inscribieron bastantes alumnos y la sala de la Academia de Cine donde se llevó a cabo el taller estaba prácticamente llena. ¡Me habría sentido bastante tonto con toda esa información en la cabeza y sin nadie a quién contársela!
Respecto a los alumnos había un poco de todo: guionistas (bastantes, me parece), directores e incluso algún productor, pero también por Ej. conocidos blogueros. Y mira que llevo tiempo sin ponerme nervioso dando clase, pero el primer día, al ver entre los alumnos alguna cara conocida y también muchas caras no tan conocidas pero que me sonaban de las asambleas de ALMA, tengo que reconocer que me asusté un poco. Lo primero que se me pasó por la cabeza fue: “¡Dios, ojala haya venido tan bien preparado como creo!”. Lo segundo, que por favor no se diera cuenta nadie de que me estaba temblando la voz mientras presentaba el curso. Aunque la verdad es que a la media hora empecé a relajarme y a disfrutar. Menos mal. Porque dar clase acogotado es un horror, y si estás tenso, esa tensión acaba contagiándose a los que te están escuchando y la clase termina por convertirse en un mal trago.
Cada día el taller se dividía en dos sesiones de dos horas cada una. La primera la llevaba yo y la segunda estaba dedicada a una “master class” de un director.
Durante tres días me encargué de “decodificar” los thrillers, explicando en qué consisten y qué herramientas tiene a su disposición un guionista para escribir un buen thriller. Luego, el cuarto día, entre todos comenzamos a desarrollar el embrión de un guión de thriller a partir de una noticia que nos había llamado la atención, y creamos el argumento de una historia cuya estructura planteamos en la última sesión. La titulamos Leaks, estaba protagonizada por una controladora aérea de un aeropuerto del ejército español y, aunque a lo mejor es solo amor de padre, creo que lo tenía todo para dar lugar a una buena película. Con solo un día más habríamos podido ponernos a escaletarla.
En cuanto a las charlas de los directores, fueron muy diferentes entre sí.

Paco Cabezas habló de sus películas y de su forma de trabajar (su charla fue la más polémica de todas; ¡eso pasa cuando dices que no hay que hacer escaletas delante de tantos guionistas!); Daniel Calparsoro se centró en la manera en la que un guionista de thrillers puede utilizar las localizaciones en las que transcurren sus historias para potenciar la intensidad de lo que se cuenta y en cómo narrar visualmente utilizando los menos diálogos posibles; Enrique Urbizu desmenuzó su película La caja 507 y explicó fenomenalmente cómo entiende él el thriller; Miguel Ángel Vivas habló de puesta en escena y de cómo se utiliza para generar tensión e intranquilidad en el espectador (y reflejar la que sienten los personajes), utilizando ejemplos de otros directores pero también propios, y el último día Koldo Serra puso el énfasis en la narrativa del thriller, explicando entre otras cosas cómo se dilata el tiempo en las escenas a gusto del director, usando también ejemplos de películas suyas y de otros directores.
A mí las charlas me parecieron muy interesantes, y con algunas de ellas aprendí mucho. Mira que llevo años dándole vueltas a asuntos relacionados con la narrativa cinematográfica y aún así se explicaron muchas cosas que yo nunca me había planteado de esa manera. Está claro que los directores y los guionistas pensamos de manera muy diferente.
Y creo que no me dejo nada importante que comentar. Ah, sí. Si miráis el programa anunciado, Agustín Díaz Yanes debería haber venido a dar una de las “master classes”, pero a última hora no pudo acudir y fue sustituido por Koldo Serra (por cierto, si lees esto, muchas gracias Koldo; muy poca gente se habría preparado una clase de forma tan concienzuda en tan poco tiempo).
Nada más cerrar el curso, lo primero que pensé fue que sería interesante repetirlo utilizando todo lo que había aprendido mientras lo daba, tanto hablando con los alumnos como escuchando a los directores invitados. Aunque de momento, mejor me dejo de cuentos de la lechera. Por ahora, me conformaría con que todos los que participaron en el curso lo hayan disfrutado tanto como yo.

  GUIÓN DE COMEDIA por Sonia Gómez  

Durante ocho días del mes de octubre se celebró el Taller de Guión de Comedia en la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España. Un breve pero exhaustivo recorrido por los recursos narrativos de la comedia a través de las situaciones, los personajes, los conflictos, los diálogos, la graduación de la información, etc. Recorrido que se complementó con las charlas y coloquios impartidos por profesiones de la cinematografía española (guionistas y/o directores) que han destacado especialmente en el género, desde Fernando Colomo a Nacho Vigalondo, pasando por Juan Luis Iborra, Yolanda García Serrano, Diego San José, David Serrano, Inés París, Daniela Fejerman, Carlos Asorey, Nacho García Velilla y Borja Cobeaga. Treinta y dos horas de intensos debates, proyecciones, ejercicios prácticos de los asistentes, anécdotas y una visión global de la comedia actual del cine español. Todos llegamos a la misma conclusión: hacer comedia es algo muy serio, y muy difícil.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies